Potaje de viernes de cuaresma (Potaje de bacalao con panecillos)

Ingredientes

Para el potaje:                                                                    Para los panecillos:

Garbanzos / Habichuelas / Acelgas                            Bacalao / Huevos

Bacalao / Azafrán en hebra                                              Pan rallado

Colorante / 2 Guindillones                                               Ajo / Perejil

Aceite de oliva / Colorante                                               Aceite de oliva

Elaboración

Para el potaje:

1.- Echamos en agua los garbanzos con las habichuelas. También desalamos el bacalao, para ello, lo habremos dejado en agua unas 12 horas y le habremos cambiado el agua, un mínimo de 3 veces.

2.- Ponemos en la olla los garbanzos junto con las habichuelas, el bacalao, las acelgas, el azafrán y el  colorante.

3.- En una sartén, cuando el aceite esté caliente, freímos los ajos y poco antes de apartarlos, echamos los

guindillones, que previamente hemos troceado.

3.- Cuando estén los ajos y los guindillones listos, los agregamos a la olla. Tapamos la exprés y dejamos nuestro guiso unos 40 minutos.

Para los panecillos:

Mientras que el potaje está en la ‘exprés’ vamos haciendo los panecillos. Para ello seguimos los siguientes pasos:

1.- Cocemos unos trozos de bacalao, en 10 minutos los tenemos listos.

2.- Picamos el bacalao y lo unimos al pan ‘rallao’ y al perejil y a los huevos.

3.- Mezclamos bien y ya tenemos la ‘masita’ lista para comenzar a freír.

4.- Ponemos en una sartén el aceite y cuando esté muy caliente, freímos los panecillos. Nos ayudamos de una cucharilla para ir echando los panecillos a la sartén.

5.- Conforme los vamos sacando, los vamos poniendo en un papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite. Así ya los podemos tomar, están buenísimos.

Unión potaje – panecillos

Abrimos nuestra olla exprés y echamos los panecillos que hemos frito, dejamos que todo cueza, junto, unos 20 minutos. Transcurrido este tiempo nuestro guiso está listo.

Mi madre, siempre cocinaba este potaje, los viernes de cuaresma y por supuesto, los Viernes Santos. Recuerdo que un año, en Viernes Santo, estábamos en casa de mi tía Antonia, yo no tendría más de 7 u 8 añitos, porque creo que estaba en 2º (de la antigua E.G.B). A mi primo Juanillo (de mi edad), le dio por decir,  que él no quería potaje de bacalao. Así estuvo toda la mañana, lo repetía y repetía. Mi madre le decía: ‘no te preocupes, que tú no vas a comer potaje con bacalao’. A la hora de comer, mi primo ratificó su decisión de no comer potaje con bacalao. Mi madre le sirvió el plato y, efectivamente, se comió un ‘plataco’ (como decíamos entonces), sin nada, aparentemente, de bacalao. Una vez que todos los niños nos comimos nuestro plato de comida, mi madre le preguntó a mi primo, si le había gustado el potaje. Él respondió con una gran sonrisa que si (era muy tragón). En ese momento, mi madre le enseñó la olla y mi primo descubrió, para su asombro, que el potaje que él se había comido tenía ‘bacalao’. Los demás niños nos reímos como locos, él se quedó en principio callado, luego dijo: ‘pues sabes tita, ya me gusta el potaje de bacalao’.

Casi siempre, que cocino este plato, me acuerdo de esta anécdota. Y me acuerdo, de lo bien que me lo pasaba con mis primos del Soto. Jugábamos hasta rendirnos!. Teníamos hasta un columpio!!! Y me acuerdo de lo trasto que eramos todos… y juntos mucho más!.

5 pensamientos en “Potaje de viernes de cuaresma (Potaje de bacalao con panecillos)

  1. Una anécdota parecida entre zagales de esas edades. recuerdo yo también con gusto Esas comidas de Viernes Santo, en el cortijo, con mi ex-familia y un montón de críos,.a los que no les gustaba el bacalao. (pero se lo comían) muy contentos

  2. No veas este plato la de recuerdos que me ha traido, mi madre siempre lo preparaba en semana santa y aunque de pequeña renegaba porque no me gustaba mucho, cuando me hice mayor estaba deseando que llegara pascua para que mi madre lo hiciera, que bueno, que bueno.
    Un beso enorme

  3. Me encantan los potajes y este de cuaresma tiene muy buena pinta y tradición. Leyendo tus palabras me traslado como tu a la infancia con las típicas riñas por los platos, cómo me he reido😉 Yo no celebro la cuaresma pero el potaje si que me lo como. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s