Pan dulce Gray

Ingredientes

800 gr de harina / 1/2 cucharada de sal

400 gr de agua o leche tibia / 5 cucharadas de azúcar

100 gr de aceite de oliva / Ajonjoli

2 Cuadraditos de levadura fresca / 1 Huevo



Elaboración

1.- Pesar todos los ingredientes.

2.- Una vez pesados, he mezclado los líquidos, es decir, el agua y el aceite.

3.- Poner la harina en una fuente honda. En el centro, he dejado un hueco para colocar los 2 cuadraditos de levadura fresca. También agregamos la media cucharada de sal y las cinco cucharadas de azúcar.

4.- Añadimos el agua y el aceite, que antes hemos mezclado. El agua no la he puesto fría, la he calentado un poquito en el microondas.

5.- Ahora sólo nos queda amasar bien hasta conseguir una masa compacta y que se desprenda de las manos. Yo primero he amasado en la fuente, posteriormente, he puesto un poco de harina sobre la mesa y allí he terminado de amasar.

6.- Cuando la masa ya está bien trabajada, la tapamos y esperamos a que la levadura haga su efecto. ¿Cuánto tiempo?. El tiempo que tarda la bolita de masa en subir. Me explico: para saber cuánto tiempo hemos de esperar a que la levadura haga su efecto, ponemos en un vaso de agua una bolita pequeña de nuestra masa. Cuando esta bolita suba a la superficie, podemos abrir nuestra masa y comenzar a hornear.

Como veis la masa ha doblado su tamaño.

7.- Ahora, ya podemos darle forma a nuestros panes dulces. Una vez dada la forma, los he pintado con huevo y les he puesto ajonjoli por arriba. En el horno vemos también como su tamaño vuelve a duplicarse.

7.- Los metemos en el horno, que hemos puesto a 180º. El tiempo depende de cada horno, en mi horno, que es pequeñito, han necesitado unos 25 minutos, pero en  un horno más grande con 15 minutos es suficiente. No obstante, es muy fácil, cuando estén doraditos por encima, están listos.

8.- Ahora, sólo nos queda sacarlos del horno y untarlos con lo queramos o tomarlos solos, que también están deliciosos.

Esta receta, como os comenté en el post ‘Vivencias’ es de mi alumna Gray. Ella fue quien me dio la receta y quien los trajo a nuestra comida de fin de trimestre. Así descubrí este pan dulce, tan delicioso, que en muchos lugares de América Latina toman para desayunar o merendar.

A mi, este pan me recuerda los bollos, que cuando era pequeña, mi madre me compraba en la panadería cercana a casa. Les podemos poner azúcar por encima o meterles queso cuando formemos las bolitas… en fin, muchas son las posibilidades que se pueden hacer con estos ricos panes dulces, atreveros a descubrirlas. Yo estoy segura de una cosa: hoy es la primera que los he hecho, pero no será, ni mucho menos, la última.

Gracias Gray, muchas, muchas gracias, no sólo por tu receta, también por ser como eres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s