Arroz con guisantes

1365267318336

Ingredientes

1365267370031

Arroz / Guisantes frescos / Sal

Cebollas frescas / Ajos / Aceite de oliva

1 lata de tomate natural / Colorante

Rejos congelados / Mejillones congelados

Surimi/ Vino blanco / Pimentos

 

Elaboración

1.- Lo primero será desenvainar los guisantes, que he comprado frescos.

136526738377413652673796191365267375109

2.- Troceamos las cebollas frescas, los ajos y los pimientos. Cuando los tengamos troceados, los pondremos a rehogar en aceite de oliva.

1365267361632

3.- Una vez rehogados, agregamos los rejos congelados y los mejillones. Dejamos que, también los rejos y los mejillones, se sofrían.  Cuando ya estén sofritos ponemos un vasito de vino blanco.

1365267351756

4.- Añadimos la lata de tomate triturado y esperamos  que pierda el agua, al menos, cocinaremos todo junto, unos 15 minutos, a fuego no muy fuerte.

1365267345673

5.- Cuando el tomate haya perdido toda su agua y los sabores del sofrito estén, bien, mezclados, cubrimos de agua. Cuando el agua comience a hervir, es hora de poner los guisantes.1365267339970

6.- Después pondremos el arroz, ya sabéis un ‘puñao’ y un ‘chorreón’ por cabeza. Esperamos que el arroz esté tierno y emplataremos.

1365267318336

Este plato ha nacido de la sorpresa, que me he llevado en la frutería, cuando he visto, esta mañana, que tenían guisantes frescos. Hacía años que no los comía  y recordaba mucho su sabor. Por eso, no lo he dudado, he comprado y me he decidido a preparar este delicioso plato con ellos.

Siempre lo mejor es consumir productos de temporada, frutas, verduras, suelen estar muy buenos y siempre van de acuerdo con los nutrientes que necesitamos en cada estación del año.

Recuerdo una escena de pequeña, con mi madre y mi tía Antonia, en el Soto, allí andábamos mi prima y yo dando la lata, como casi siempre, y ellas desenvainando guisantes. Con mucha picardía, mi prima y yo, agarrábamos ‘puñaitos’ y nos los comíamos rápido, rápido, para que nuestras madres no se dieran cuenta, aunque era imposible no darse cuenta, ya que no aumentaba el montón de guisantes limpios!.

Os dejo con la fuerza de Loquillo y ‘El Cadillac solitario’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s