Sopa de pescada con mejillones

Ingredientes

Pescada (yo he usado en esta ocasión colas de merluza congelada)

Mejillones (también los he usado congelados)

1 Cebolla / Ajos

1 Pimiento / 1 tomate / Sal

Azafrán en hebra / Arroz

Un chorroncito de aceite de oliva virgen extra

 

Elaboración

1.- Troceamos  la cebolla, el pimiento y los ajos. El tomate, yo lo echo entero, y en el ‘culete’ le hago una cruz con el cuchillo.  Las colas de merluza las he hecho rodajas.  Ponemos todos los ingredientes en una olla con agua, aceite y sal.

2.- Cuando todos los ingredientes llevan hirviendo juntos ,al menos una hora, se saca la cebolla, los ajos, el pimiento y el tomate y los pasamos por la ‘minipimer’.

3.- Todo lo triturado, lo volvemos de nuevo a la olla, donde están  la pescada y los mejillones enteros. Dejamos que todo junto cueza otra hora. Pasado este tiempo echamos el arroz, un puñaito por persona. En veinte minutos nuestro plato está listo y muy sabroso!.

Ya os he dicho que en casa mi madre era muy ‘sopera’, por lo tanto hacía sopas de mil sabores. Ésta, en concreto, está muy rica y con ese toque diferente, que le da el arroz.

 

Crema de calabaza con orégano

Ingredientes

Calabaza / Cebollas frescas

Mantequilla / Leche

Orégano / Vinagre

Sal / Patatas

Elaboración

1.- Troceamos las patatas y las cebollas. Las unimos con la calabaza (que la he comprado ya troceada). Todo junto lo ponemos en una olla con agua,  la mantequilla, la sal, el orégano y un chorroncito de vinagre.

2.- Tras unos 45 minutos, tenemos todas las verduras tiernas. Es el momento de triturarlas.

3.- Nuestra crema está lista, le ponemos un poquito de orégano por encima para decorar y esta cremita nos vendrá genial los días de mucho frío.

Riquísima y super fácil de realizar.

Sopa de alcachofas

Ingredientes

Alcachofas

Aceite de oliva virgen extra

Limón / Sal

Jamón / Cebolla

Elaboración

1.- Limpiamos las alcachofas, les quitamos las hojas de fuera más duras, pelamos los rabitos, y las troceamos. Troceamos también la cebolla. Todo lo llevamos a una olla con agua, limón, sal y aceite. Cuidado con la sal porque el jamón es salado. Ponemos también el jamón. Dejamos que cueza a su ‘amor’, como decía mi mamá, unas 2 horas. Pasado este tiempo tendremos una riquísima sopa de alcachofas.

Como ya he dicho varias veces, en casa tomábamos mucha verdura, sobre todo para cenar. A veces mi madre le añadía unos granitos de arroz o de fideos  a esta sopa. Otras veces lo que hacía, era sacar las alcachofas y el jamón escurridos y utilizaba el caldo para otros guisos. De una u otra forma, la verdad, es que es un plato muy rico y fácil de preparar, lo más laborioso es el limpiar las alcachofas y evitar que se nos pongan los dedos gorditos negros.

‘Sopa de verduras’

Ingredientes

 

 

Judías verdes / Espárragos / Patatas / Cebolla fresca/ Zanahorias.

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Limón

 

 

Elaboración

1.- Trocear con mucha paciencia todas las verduras.

2.- Una vez troceadas las verduras, las ponemos en una olla cubiertas de agua. Ponemos también el zumo de un limón, un chorreón de aceite de oliva y la sal.

3.- Dejamos que cueza todo junto a fuego lento al menos 2 horas. Si queremos la podemos hacer en la olla express y en 20 minutos estará lista. Yo he dejado que todo cueza lentamente. El resultado ha merecido la pena.

Mi madre en invierno preparaba mucho esta sopa para cenar. Hacía ‘grandes cantidades’, supongo que porque el trocear y preparar las verduras lleva un tiempo considerable, y una vez ‘puestas’ pues mejor hacer para más de un día. Yo la preparé mucho en mis años de estudiante en Jaén. Los fines de semana, cuando iba al pueblo, me dedicaba a cocinar y preparaba esta sopa para mi padre y siempre, al igual que mi madre, preparaba ‘grandes cantidades’.

Maimones

Ingredientes:

          Ajos /Cebollas

Caldo de verduras

Jamón

Pan del día anterior

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1.- Picamos las cebollas, los ajos y el jamón. Troceamos el pan.  

2.- Pochamos las cebollas y los ajos, cuando estén listos añadimos el jamón.

3.- Cuando el jamón esté hecho, añadimos el caldo de verdura, cubrimos de agua y dejamos que cueza para que los sabores comiencen a mezclarse.     

4.- Mientras todo cuece, ponemos en una sartén aceite de oliva y hacemos los pequeños ‘picatostes’ con los que acompañaremos el plato. Es necesario que el aceite esté muy caliente cuando echemos el pan, de esta forma quedarán crujientes. Cuando estén hechos, los sacamos de la sartén y reservamos en papel absorbente, así eliminaremos el exceso de aceite.

5.- En el caldo que estamos preparando estrellamos los huevos y movemos bien para que se rompan por completo y todos los ingredientes se mezclen.

6.- Esperamos otros 15 minutos y los maimones estarán listos. A la hora de servir ponemos en cada uno de los platos los picatostes.

Muchas noches de invierno, para cenar, mi madre preparaba maimones.  Pero a mi, lo que más me gustaba era las historias que ella me contaba relacionados con ellos. Historias de su niñez en plena posguerra en su aldeilla, ‘La Laguna de S.José’. Me decía que comer ‘maimones’ era todo un lujo, algo extraordinario, porque llevaban huevo y jamón, alimentos que no se comían a diario porque la escasez era muy grande. Con sus narraciones y sin saberlo, mi madre me enseño a amar la historia,  a preguntarme los porqués de todos los hechos, situaciones… y a revelarme y posicionarme contra todo tipo de injusticias.

‘Sopa de pescada en Navidad’

Ingredientes:
    Media merluza
Almejas
1 tomate
Cebolla fresca
4 ajos
1 pimiento verde
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Elaboración:
1.- Cortamos en trozos todas las verduras y los ponemos en la olla junto con su agua correspondiente       

y 2 cucharadas de aceite crudo.  Cuando comience a hervir ponemos la merluza y dejamos al menos una

hora cociendo todo junto.

2.- Transcurrido este tiempo, sacamos toda la verdura y la trituramos en la batidora, luego la añadimos de nuevo a la olla.  

3.- Añadimos las almejas y dejamos cociendo unos 20 minutos más. Transcurrido este tiempo el plato estará listo.

Mi madre siempre decía, que el día 24 había que comer algo ligero, porque ya la cena iba a ser muy abundante. La recuerdo en la cocina los días 24 de diciembre preparando esta sopa para comer, cantando villancicos (siempre cantaba el de: ‘la Virgen se está peinando entre cortina y cortina’…) y a la vez preparando la ‘Cena de Nochebuena’. Siempre cenábamos pava porque mi padre los vendía y siempre dejaba una ‘pavilla’ para nosotros. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero sin esforzarme los más mínimo, aún consigo visualizarlos y su recuerdo siempre está vivo y presente.
Feliz Navidad para todos. Disfrutad de las pequeñas cosas, al fin y al cabo, son las más importantes y las que dan sentido a nuestras vidas.